Los eurodiputados se fijan un elevado sueldo y crean dietas por espera en aeropuerto

El salario mensual bruto es de 8.670,64 euros más nueve posibilidades de dietas y subvenciones – Parlamentarios del PP, PSOE, CiU e IU votan a favor, salvo Gil-Robles, Mendiluce y Laura González

CARLOS SEGOVIA

MADRID.- La institución que debe ejercer el control democrático en el complejo mundo de la Unión Europea no da ejemplo de austeridad.

 
 

El presidente del Parlamento Europeo, Pat Cox, informará el próximo jueves a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en Salónica de la decisión de los eurodiputados de dotarse, por primera vez, de un Estatuto. El texto prevé un salario mensual, un sistema de pensiones y una amplia posibilidad de sobresueldos, -incluidas unas innovadoras dietas por espera en aeropuertos- muy por encima de la media laboral.

Los eurodiputados han aprobado un Estatuto que incluye un sueldo mensual bruto de 8.670,64 euros. Esta cantidad, igual para los 622 parlamentarios de los 15 países miembros y los que vengan, supone teóricamente perder dinero -se puede compensar con dietas- para los eurodiputados italianos, pero significa un fuerte incremento para la mayoría, incluidos los españoles, que, al cobrar hasta ahora en función de los parlamentos nacionales, ganan actualmente 2.618,78 euros al mes (ver información adjunta).

Los eurodiputados españoles del Partido Popular, el PSOE, Convèrgencia i Unió e Izquierda Unida apoyaron masivamente la votación del Estatuto que tuvo lugar el pasado día 4 sin apenas difusión en España.

Entre los asistentes, sólo rompieron la disciplina de voto el popular José María Gil-Robles, el aún diputado por el PSOE José María Mendiluce y Laura González, de IU.

También se abstuvo Carlos Bautista, del Partido Andalucista.Sólo Miguel Mayol (Esquerra Republicana) y Camilo Nogueira (Bloque Nacionalista Galego) votaron en contra, entre los parlamentarios españoles.

El grueso de los dos grandes partidos, el Popular Europeo y el Socialista respaldaron el Estatuto. El socialdemócrata alemán Willi Rothley actuó como ponente.

Laboristas y conservadores británicos, socialistas nórdicos, ultraderechistas franceses y el grueso de los Verdes figuraron entre los que votaron en contra.

Los gobiernos de los Quince tendrán la última palabra sobre si debe entrar en vigor el nuevo sistema, que contiene diversos ingresos.

Tipo fiscal del 20%

Los eurodiputados señalan en el Estatuto que ya no pagarán impuestos en sus países, sino que se acogerán al sistema fiscal comunitario. Según fuentes oficiales del Parlamento Europeo les corresponderá un tipo fiscal de en torno al 20%.La razón es que el tipo máximo del 45% está dirigido a funcionarios comunitarios que ganan mucho más dinero que los eurodiputados.Los jueces del Tribunal de Justicia de la UE, cobran el doble.

Sobresueldos

A pesar del salario, el Parlamento Europeo ha decidido no sólo mantener, sino ampliar la posibilidad de obtener sobresueldos con hasta nueve posibilidades distintas de ayudas y dietas si los Gobiernos aprueban el Estatuto Así lo decidió el pasado 28 de mayo la Mesa del Parlamento Europeo de la que forman parte, entre otros, el popular Alejo Vidal-Quadras, el socialista Joan Colom y Alonso Puerta, de IU.

Dietas de espera

La principal novedad son las llamadas «dietas de distancia y tiempo». Además de cubrir gastos de viaje y de manutención, el Parlamento Europeo considera justo compensar a los parlamentarios por la distancia que recorren en cada viaje de ida y vuelta «por trabajo o reunión». Se prevé pagar 20 euros por distancias de hasta 50 kilómetros; 10 céntimos por kilómetro entre 51 y 250 kilómetros; 5 céntimos por kilómetro si la distancia recorrida es entre 251 y 1.000 kilómetros; y, finalmente 0,025 euros si el eurodiputado recorre más de 1.000 kilómetros.

Pero también se ha decidido compensar al eurodiputado por el tiempo que le lleva desplazarse y las esperas que conlleva el trayecto. Se compensa el tiempo esperado en el aeropuerto o la estación, lo que lleva recoger las maletas y el rato invertido en taxi o en transporte urbano. Si realiza el viaje en coche se calcula que ha circulado a una media de 70 kilómetros por hora.

La dieta mínima por estos conceptos de espera es de 32,13 euros si ha llevado entre dos y cuatro horas llegar. Entre cuatro y seis horas se abonan 64,25 euros. Y, a partir de seis, 128,50 euros. El Parlamento asegura que tendrá en cuenta los tiempos normales de llegada desde el lugar de residencia declarado, pero fuentes no oficiales aseguran que se abonará más dinero en caso de que el vuelo, por ejemplo, haya llevado retraso.

Gastos de viaje

Se ha decidido compensar por viajar hasta cuatro veces en semana en avión en clase business y no económica como actualmente para reuniones oficiales. Si es para visitar a los votantes en el propio país, se conceden gastos para 24 viajes anuales de ida y vuelta en el interior del propio país. Además, se conceden otros 3.574 euros anuales, para viajes no oficiales por el mundo, como, por ejemplo, dar conferencias.

Otros

Se mantiene la concesión actual de 257 euros diarios por asistencia a reuniones y las dietas para contratación de asistentes y para gastos generales (ver gráfico).


Los españoles, los que menos ganan En el Parlamento Europeo se da el contrasentido de una fuerte disparidad de sueldos, pese a que el trabajo de los 622 eurodiputados debe ser similar.La razón es que, al no existir hasta ahora un Estatuto del Diputado europeo, cada uno cobra en función de los salarios de sus compañeros en los parlamentos nacionales. Y el resultado es que los eurodiputados italianos ganan 10.974, 66 euros mensuales, los alemanes, 7.009 y los franceses, 5.205,59. En esta clasificación, los españoles son los últimos, con un sueldo bruto de 2.618,78 euros mensuales aunque con 14 pagas.Incluso los portugueses (3.448,97 euros en 14 pagas) reciben más sueldo que sus compañeros ibéricos.Este desequilibrio se produce desde la misma adhesión de España en 1986. Pero, en vez de plantear abiertamente el problema, los eurodiputados españoles se han ido apañando gracias al sistema complementario de dietas y sobresueldos, que ha carecido de control durante años y que incluso ha recibido varapalos del Tribunal de Cuentas por la alta picaresca general que provocaba el sistema.

El último presidente español de la Eurocámara, José María Gil-Robles, intentó en 1998 y 1999 lanzar un Estatuto del Diputado que igualara los sueldos y limitara el espectáculo de las dietas. No lo logró.

EL MUNDO Martes, 17 de junio de 2003

Anuncios

One Response to Los eurodiputados se fijan un elevado sueldo y crean dietas por espera en aeropuerto

  1. Belial dice:

    pero que poca verguenza….. y encima tratan de justificarlo … to dios en crisis y ahora a subirse el sueldo a 8000 al mes… lamentable…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: