Montilla y cinco consejeros cobran dietas de viaje del Parlament pese a ir en coche oficial

Esa norma fue introducida en el primer Gobierno de Pujol y mantenida desde entonces

JOSEP GARRIGA – Barcelona – 30/08/2007

El presidente de la Generalitat, José Montilla, y cinco consejeros, los que siguen siendo diputados, perciben una indemnización del Parlament en concepto de gastos de desplazamiento y de viaje pese a disponer de coche oficial. Montilla, Joan Saura, Joan Puigcercós y Antoni Castells cobran 19.989 euros netos anuales por residir en Barcelona o en su área metropolitana. Joaquim Nadal y Josep Lluís Carod Rovira reciben 27.901 euros, porque viven en Girona y Tarragona, respectivamente. Ni Jordi Pujol ni ninguno de los consejeros de CiU que mantuvieron el acta de diputados, renunciaron a estas dietas de desplazamiento.

El reglamento del Parlament prohíbe a los miembros del Gobierno, que conserven su acta de diputado, cobrar dos sueldos públicos, por lo que deben renunciar a uno de ellos. Todos, sin excepción, optan por percibir la nómina de consejeros y rechazan la de parlamentarios. Pero no lo hacen respecto a las indemnizaciones y dietas que prevé el mismo reglamento.

El régimen económico del Parlament [puede consultarse por Internet] establece que los diputados percibirán una “indemnización por gastos de viaje y desplazamientos, teniendo en cuenta el lugar de residencia”. Esta dieta sirve para que los diputados puedan costearse, por ejemplo, la gasolina, los peajes de autopista, el tren o el transporte público. Los parlamentarios que residen en Barcelona o su área metropolitana cobran 19.989 euros anuales; quienes viven en municipios distantes de Barcelona hasta 80 kilómetros, 25.989 euros; hasta 190 kilómetros, 27.901 euros, y a una distancia superior a los 191 kilómetros, 28.137 euros.

Sólo dejan de recibir esta indemnización el presidente de la Cámara y los miembros de la Mesa, porque todos ellos disponen de coche oficial. En cambio, el presidente de la Generalitat y cinco de sus consejeros, que mantienen el acta de diputado y también se desplazan en vehículo oficial, siguen cobrando esta dieta por “viajes y desplazamientos”. Así sucede desde el primer Gobierno de Jordi Pujol.

En el actual Ejecutivo, el presidente José Montilla y los consejeros Joan Puigcercós (Gobernación), Joan Saura (Interior y Relaciones Institucionales) y Antoni Castells (Economía) perciben la indemnización más baja. Son 19.989 euros netos anuales, además de su sueldo como miembros del Gobierno.

Por su parte, Josep Lluís Carod (Vicepresidencia) y Joaquim Nadal (Política Territorial) perciben 27.901 euros porque residen a más de 81 kilómetros de Barcelona. Carod tiene fijada su residencia en Tarragona y Nadal en Girona. Todos ellos confirmaron a este periódico que no han renunciado a percibir estas dietas por desplazamientos, sin añadir comentario alguno.

En cambio, el resto de los consejeros que concurrieron a las elecciones autonómicas -Montserrat Tura, Ernest Maragall, Marina Geli y Josep Huguet- no perciben estas cantidades porque devolvieron su acta de diputado.

En la última legislatura de CiU también cobraron esta dieta Jordi Pujol, Artur Mas, Josep Antoni Duran Lleida, Eduard Rius, Josep Grau y Antoni Fernández Teixidó. Y en la de Pasqual Maragall, el propio presidente; Joan Saura, Antoni Castells, Joaquim Nadal, Josep Maria Vallès y, durante un año, Marta Cid.

El Parlament de Catalunya es la única de las cámaras autonómicas consultadas que dispone de una indemnización de este tipo. Por ejemplo, el Parlamento de Andalucía la prohíbe taxativamente y establece que los consejeros que sean diputados no podrán cobrar un sueldo como tales ni ninguna clase de dieta por viaje. La razón: ya disponen de coche oficial.

Lo mismo sucede en la Comunidad Autónoma de Valencia. Los diputados disponen de dietas por desplazamiento, pero no los consejeros que viajan en el automóvil de la Generalitat. En el País Vasco tampoco, porque todos los consejeros renuncian a su acta de diputado.

En la Comunidad de Madrid, los miembros del Gobierno disponen de una tarjeta de 900 euros mensuales para pagar sus desplazamientos; es decir, el peaje de las autopistas o si utilizan el transporte público.

El Congreso de los Diputados funciona de la misma forma. Los ministros que conservan su acta de diputado no sólo renuncian a su sueldo, sino también a las dietas que les corresponden como miembros de la Cámara baja. Es el caso del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero; de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega; del ex ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, o la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. Un portavoz del Congreso señaló a este periódico que para sus desplazamientos, los ministros ya disponen de los correspondientes vehículos del parque público ministerial.

© Diario EL PAÍS S.L. – Miguel Yuste 40 – 28037 Madrid [España] – Tel. 91 337 8200

© Prisacom S.A. – Ribera del Sena, S/N – Edificio APOT – Madrid [España] – Tel. 91 353 7900

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: